¡¡¡¡¡SALUDOS MEXICO¡¡¡¡¡¡¡

¡¡¡¡¡SALUDOS MEXICO¡¡¡¡¡¡¡

blogs de los alumnos ies joan miro

Psique y Cupido - CAROLINA 1º Bat. B



PSIQUE Y

CUPIDO

(El asno de oro)

Lucio
Apuleyo

CAROLINA
1º Bat. B
Psique y Cupido

·       Lectura de la obra.
·       Resumen.

Es la historia de un rey y una reina, que tienen 3 hijas a cuál mas bella, pero en especial la  más pequeña. Todo el mundo cuando la miraba se asombraba de su belleza. Se llamaba Psique.
Cuando Venus se enteró de que Psique, una simple mortal la superaba en belleza hizo que se arrepintiera de su belleza. Decidió llamar a su hijo, Cupido,  para ayudarla a vengarse. Le ordenó que hiciera que Psique se enamorara del hombre más infame, a quien la Fortuna haya condenado a carecer de dignidad, de patrimonio y también de salud.
Entre tanto Psique, con su incomparable belleza, nadie desea casarse con ella. Eso hace que su padre sospeche de rencores celestiales y temiendo la ira de los dioses fue a consultar al oráculo del dios Mileto. Mediante plegarias le implora un marido para su hija. El oráculo le dijo: < 
ataviada con el ajuar propio del lecho mortuorio. Y no esperes un yerno surgido de mortal estirpe, sino un malévolo ser, cruel, feroz y viperino, que, revoloteando con sus alas por los cielos atormenta a todos y con su fuego y sus flechas todo lo destruye. Ante el cual se estremece el propio Júpiter, tiemblan los dioses y se espantan los ríos del Averno y la tinieblas Estigias>>.  Siguieron sus instrucciones. Psique estaba atemorizada, se puso a llorar en la cima del peñasco. De repente una suave brisa del Céfiro la elevó y la depositó en el interior de un valle de verde césped, después de bajarla por las pendientes de la elevadísima roca.
Se quedó dormida durante un rato sobre el césped y cuando despertó vio un bosque lleno de árboles gruesos y altos, y justo en el medio del bosque al lado de un manantial de agua cristalina, se alzaba un magnifico palacio construido con artes divinas. Todo estaba lleno de joyas y oro. Mientras ella contemplaba todo, una voz le habló preguntándole porqué estaba tan sorprendida si todo eso es suyo. Esa voz se convirtió en su marido. A la salida del Sol él siempre desaparecía, sólo estaba con ella a la hora de acostar-se, pero él no permitía que ella le viese y se iban a dormir con la luz apagada.
Un día, él la previno de que sus hermanas tras enterarse de su muerte seguirían su rastro y llegarían al peñasco. Y le advirtió de que si escuchaba alguna de sus lamentaciones, no les contestase y que ni siquiera las mirase. De lo contrario, a él le ocasionaría un gran dolor y a ella misma le produciría una gran desgracia. Al principio ella aceptó la condición y pero finalmente le rogó que le permitiera hablar con ellas. Él aceptó, pero le prohibió que nunca, incitada por un mal consejo de sus hermanas, intentara averiguar el aspecto de su marido.
Tal como su marido predijo, sus hermanas llegaron al peñasco y empezaron a llorar y a fritar el nombre de Psique. Al oírlas Psique salió de su casa a buscarlas y el Céfiro las transportó hacia abajo. Cuando llegaron abajo se abrazaron y demostraron su felicidad y un a vez disipadas las lágrimas a su casa. Sus hermanas al ver tantas riquezas y maravillas juntas quedan asombradas y llenas de curiosidad, no cesaron de preguntarle quien era el dueño de todas esas cosas y quién era su marido.   
Psique para evitar más preguntas sobre el aspecto de su marido se inventó una descripción.
Las hermanas mientras se marchaban se pusieron hablar mal de su hermana, ya que al ver todo lo que tenía su hermana y lo afortunada que había sido, les dio mucha envidia.
Aquella noche, el esposo de Psique le advirtió una vez mas que no volviera a ver a sus hermanas. Pero ella replicó que no podía dejar de verlas.
El cedió de nuevo y en seguida las dos ruines hermanas llegaron. Traían planes muy concretos. Las palabras vacilantes de su hermana y sus contradictorias respuestas, cuando le pidieron que describiera a su marido, avivaron su curiosidad. Estaban convencidas de que Psique no lo había visto todavía ni sabía su identidad. No le expusieron sus sospechas, pero le reprocharon por disimular tan triste situación a sus hermanas. Ellas lo habían comprendido, le dijeron, y estaban seguras de que su marido no era un hombre, sino mas bien la horrenda serpiente profetizada por el oráculo de Apolo. Él de momento se mostraba dulce, pero llegaría una noche en que se arrojaría sobre ella para devorarla.
Ellas lo tenían ya todo previsto, pues lo prepararon con antelación. Psique debía ocultar un cuchillo bien afilado y una lámpara al lado de su lecho. Cuando su marido estuviera profundamente dormido, ella se levantaría, encendería la lámpara y empuñando el cuchillo, lo clavaría en la figura horrible que la luz le descubriera.
Psique tenía muchas dudas, pero aunque lo amaba decidió matarle. Cuando encendió la lámpara y descubrió que el monstruo en realidad era una bella criatura, era cupido. Ella temblorosa, sin querer derramó una gota de aceite de la lámpara en la espalda de aquel bello joven. Se despertó sobresaltado, vio la luz y comprendió la desconfianza de Psique, y sin pronunciar palabra se marchó. Intentó correr tras él, pero no consiguió verle.
Cupido se marchó con su madre, Venus para que le curase la herida. Cuando se enteró de lo sucedido, llena de cólera decidió vengarse de Psique.
 Psique intento buscar ayuda en otros dioses, pero ninguno de ellos quería granjearse la enemistad de Venus. Finalmente decidió ir en busca de Venus para servirla y así apaciguar su ira. Cuando se encontraron Venus se echó a reír y  se tiró encima de ella, le rasgó el vestido y le  estiró del pelo.
Venus, sorprendida por la visita de Psique decidió someterla a una prueba para comprobar su valía. Le dijo que separase un montón de semillas. Ella permaneció en silencio e inmóvil, ya que no sabía como realizar el mandato. Entonces pasó una hormiga, que compadeciéndose de Psique decidió llamar al resto de sus compañeras y entre todas separaron todas las semillas. Cuando Venus llegó no se lo podía creer que lo hubiese conseguido y se puso furiosa. A la mañana siguiente le puso otra prueba. Le ordenó que fuera a la orilla del río, donde crecen unos espesos zarzales, se encuentran resplandecientes ovejas de áureo color y que cogiera un mechón de esa lana. Psique se dirigió hacia allí y cuando llegó al río quiso tirarse a él para poder poner remedio a sus males. Pero entonces una voz le dijo que no lo hiciera y que tampoco se enfrentara en ese momento, ya que estaban dominadas por una fiera rabia y que sus venenosos mordiscos son venenosos y provocan la muerte de los mortales. Le aconsejó que fuera cuando las ovejas se hubieran tranquilizado, y así podría acercar y coger la lana que se le habría quedado enganchada en las zarzas. Llevó a Venus un montón de aquella lana. Finalmente, Venus, decidió proponerle una prueba realmente difícil. Le dio una vasija y le dijo que se la llenara del agua que brota en la cumbre de una altísima montaña rocosa. Psique se dirigió a la montaña y  comenzó a subirla. Se dio cuento de lo dificultoso que era y lo resbaladizas que eran las rocas. A izquierda y derecha, por las rocas reptaban dragones que le exclamaban que se marchase. Ella se quedó inmóvil y empezó a llorar. Entonces el águila de Júpiter apareció y la ayudó. Cogió su jarra y volando subió a la cima y se la llenó.
Finalmente Venus le entregó un frasco a psique. Le pidió que fuera a los infiernos y a la fúnebre morada del Orco. Y que allí llenara el frasco de belleza, ya que la suya se le había marchitado curando a su hijo. Psique se dirigió al tártaro, al reino de los muertos. Antes de entrar la torre la habló y le dijo que si iba por ese camino no sobrevivía y por eso le dijo otro que la conduciría en línea recta hasta el palacio del Orco. Pero le advirtió que no fuera con las manos vacías, sino que debía llevar en ambas manos tortas de harina de cebada, amasadas con vino y miel, y dos monedas en su boca. Cuando hubiese recorrido parte del camino encontraría a un asno cojo, cargado de troncos, y un mulero, que le rogaría que le recogiese alguno de sus troncos que se le habían, pero ella debía de pasar de largo en silencio. Cuando llegase al río de los muertos se encontraría a Caronte y de peaje le daría 1 de las monedas. Después de cruzar el río vería unas viejas hilanderas y que le rogarán que las ayude, pero no podía tocar la tela. Al perro de tres cabezas lo debía amansar con una de las tortas. Finalmente encontraría a Proserpina quién la recibiría amablemente y le pediría que se siente con comodidad, pero ella se tendrá que sentar en el suelo. Pero por encima de todo le advirtió que no abriese el frasco. Siguió al pie de la letra todas las instrucciones y cuando estuvo en presencia de Proserpina le dijo el mandato de Venus. De vuelto le dio la otra torta al perro y la otra moneda al barquero para que la llevara otra vez al lado opuesto del río. Mientras caminaba pensó: << Porqué no coger un poco de hermosura para agradar a cupido? >>. Y decidió abrir el frasco. Pero en el no había belleza alguna, únicamente un sueño infernal. Quedó tumbada en el suelo. Entonces cupido encontró a Psique y la despertó con una de sus flechas. Enseguida la llevó volando a Venus para entregarle el frasco.
Cupido muy enamorado y muy asustado por la austeridad de su madre acudió a Júpiter y le contó su problema: Júpiter finalmente decidió ayudarle y le ordenó a Mercurio que convocase a todos los dioses. Júpiter en la asamblea les convenció de que aunque cupido haya cometido muchos adulterios se merecía tener una oportunidad y dejarle que se casara con Psique, y le pide a Venus que no se entristezca.
Ordenó a Mercurio que fuese a buscar a Psique y que la condujese a los cielos. Allí le hicieron beber un líquido que la convirtió en inmortal .Se casaron y Psique pasó a ser la mujer legal de cupido. Poco tiempo después tuvieron una hija a la que llamaron Voluptuosidad.















  • Vida y obra del autor.

Lucio Apuleyo (Madaura, 123/5 d. C. - ca 180) fue un escritor en el Imperio Romano. Nació en Madaura (ciudad romana de Numidia en la frontera con Getulia), en la actualidad conocida como Mdaourouch (Argelia). En su tiempo fue una zona alejada de los principales centros culturales de la latinidad, aunque en ella quedaron algunas ruinas romanas (bastante tiempo después recibirá allí San Agustín parte de sus primeras letras).


El padre de Apuleyo era un magistrado provincial; de él heredó una cuantiosa fortuna. Apuleyo estudió primero en Cartago y luego en Atenas, donde, entre otras materias, se familiarizó con la filosofía platónica. Se lo recuerda, sobre todo, por sus Metamorfosis, novela alegórica y picaresca, también conocida como El Asno de Oro. No se tiene la certeza de que "Lucio" haya sido su nombre: fue a partir del personaje homónimo de la novela que se le comenzó a atribuir éste. Sin embargo, existe un antecedente de esta novela, Lucio o El asno, de origen griego, atribuida a Luciano de Samósata. En tal obra el protagonista tiene el mismo nombre.
Hombre deseoso de conocimientos, Apuleyo se adentró, además de en la filosofía, en la religión, la ciencia y la retórica. Tras ser iniciado en el culto de Isis, marchó a Roma a estudiar retórica. Más adelante, se dedicó a recorrer Asia Menor y Egipto para continuar sus estudios de filosofía y religión. Acusado de usar la magia para conseguir los favores (y riquezas) de la viuda Pudentila, declamó y publicó su agudo discurso de defensa -la Apología- ante el procónsul y los magistrados de Sabratha, en la Tripolitania.

Obra


El Asno de Oro. Narra cómo el joven Lucio, víctima de un hechizo fallido que lo transforma en asno, sin perder sus facultades intelectuales -salvo el lenguaje-, pasa por varios amos y diversas aventuras. El tono humorístico predomina, pero también hay reflexiones de tipo filosófico y religioso. Es una obra imaginativa, irreverente y divertida que relata las increíbles aventuras de Lucio metamorfoseado en asno. Bajo esta apariencia oye y ve gran número de cosas extrañas, mismas que son relatadas como cuentos intercalados en la novela, hasta que Isis le devuelve su forma humana. Una interpolación desarrolla una de las más bellas muestras de la cuentística de la Antigüedad Clásica, la fábula de Cupido y Psique (Eros y Psique). Este relato es el más extenso de la novela y da cuenta de las tribulaciones del Alma (Psique) para alcanzar al Amor (Eros) y la inmortalidad. Hay algunas teorías que mantienen que la iniciación en los misterios de Isis relatada en el último libro de las Metamorfosis es autobiográfica.
En sus historias aparecen normalmente en el Imperio Romano. De su obra como filósofo han sobrevivido sólo textos con características de traducciones, con muy poco desarrollo personal: De deo Socratis (El demón de Sócrates, en donde expone la idea de los seres mediadores entre los dioses y los hombres), De Platone et eius dogmate (Sobre Platón y su doctrina, que es un compendio de los principales conceptos de la filosofía de Platón), De mundo (Sobre el mundo, recopilación de temas científicos procedentes del Liceo aristotélico). Con respecto a la retórica, disciplina que se creó en Grecia pero que tuvo un auge importante en Roma gracias a tratados como los de Cicerón, Apuleyó dejó la única muestra de un discurso legal: Apología o De magia pro se liber (Apología o Discurso sobre la magia en defensa propia) así como un conjunto de fragmentos discursivos: la Flórida.
El Asno de Oro (o Metamorfosis) es la única novela romana que ha sobrevivido entera. Se le puede considerar antecedente de un género literario, el de la novela picaresca, en el que luego encontraremos grandes desarrollos a partir del siglo XVI (se postulan influencias, por ejemplo, en distintos episodios del Quijote).

·       Tema de la obra.

En la obra de Psique y Cupido aparecen varios temas entre ellos el amor, la envidia, la venganza, la curiosidad, etc.

·       Estudio de los personajes.

Rey y reina: padres de Psique.
Psique: (en latín Psyche, en griego Ψυχή), divinidad griega, es la personificación del alma.
Hija del rey y la reina. Es la más pequeña de las tres hermanas, pero la más bella.
Venus: (Afrodita) En la mitología romana Venus era una importante diosa principalmente relacionada con el amor, la belleza y la fertilidad. Era la esposa de Vulcano, estaba considerada ancestro del pueblo romano a través de su legendario fundador, Eneas, y jugaba un papel crucial en muchas festividades y mitos religiosos romanos.

Cupido: es, en la mitología romana, el dios del amor. Equivale al Eros de la mitología griega, y a Kāmadeva en la mitología hindú. Su nombre latino significa «el deseo».
Es hijo de Venus y de Marte. Se le adjudica la creación de amores y pasiones entre los mortales y suele ser representado por un niño alado (parecido a un ángel de la mitología cristiana). Al ser hijo de los dioses de la guerra y del amor, Cupido resulta ser el dios de los enamorados, creando de esta manera un balance entre el amor y la tragedia.

Júpiter: (Zeus) Fue llamado Iupiter Optimus Maximus Soter (‘Júpiter el mejor, mayor y más sabio’) como dios patrón del estado romano, encargado de las leyes y del orden social. Fue el dios jefe de la Tríada Capitolina, que formaba junto a Juno y Minerva.

Ayuda a Cupido para que los dioses acepten su compromiso con una mortal.

Mercurio: (Hermes) Mercurio era el dios-mensajero de Júpiter, y era dios de los juegos, del negocio, y de las historias. Era hijo del dios Júpiter y Maia, que era una de las Pléyades quienes eran las hijas del titán Atlas.


Hermanas de Psique: tienen envidia a su hermana.


En la historia también aparecen otros dioses como: Ceres, Proserpina, Pan, Baco, etc.

·                   Estudio de la obra a través de las siguientes preguntas:
-          ¿De qué forma se materializa la venganza de Venus hacia Psique?

Le pide a su hijo Cupido que la ayude a castigarla y le ordena que haga que Psique se enamoré del hombre más infame que exista, lanzandole una de sus flechas.


-          ¿Qué predice el oráculo de Apolo al padre de Psique?

El oráculo le dijo: < 
ataviada con el ajuar propio del lecho mortuorio. Y no esperes un yerno surgido de mortal estirpe, sino un malévolo ser, cruel, feroz y viperino, que, revoloteando con sus alas por los cielos atormenta a todos y con su fuego y sus flechas todo lo destruye. Ante el cual se estremece el propio Júpiter, tiemblan los dioses y se espantan los ríos del Averno y la tinieblas Estigias.>>

-          Descripción del palacio del marido de Psique.

Tenía columnas de oro que se elevaban hasta el techo, delicadamente trabajado con marfil y limoncillo. Todas las paredes estaban recubiertas con bajorrelieves de plata de fieras y animales salvajes que parecen salir al encuentro de los que entran. También el suelo se dividía en distintos tipos de mosaico, hechos de piedras preciosas y joyas. Las restantes partes de la casa eran muy espaciosas y todas las paredes amasadas con oro, de manera que la propia casa generaba su propia luz diurna.

-          ¿Quiénes eran sus sirvientas?

Eran voces incorpóreas.

-          ¿Qué le ordena y qué le prohíbe Cupido a Psique?
Le ordena que cuando sus hermanas vayan a buscarla y la llamen y ella no vaya a recibirlas. Aunque al final accede a que pudiera ir a verlas, pero le prohíbe seguir los consejos que le den ellas acerca de averiguar el aspecto de su marido.

-          ¿Qué males produce la envidia en las hermanas de Psique?

La envidia que les produce Psique las lleva a crear un plan para que Psique averigüe quien es su marido y lo mate, haciéndola pensar que se trata de un monstruo.

-          ¿Qué quieren las hermanas de Psique?

Quieren que Psique sea igual de desgraciada que ellas. No soportan que su hermana tenga tantas riquezas.

-          ¿Qué le aconseja Pan a Psique?

Le aconseja que no se quite la vida tirándose a un precipicio ni que se cause su propia muerte de ninguna manera. Le dice que abandone el duelo y que deje su tristeza, y que se dedicase a honrar con sus súplicas a Cupido y gánatelo con tu complaciente sumisión.

-     ¿Explica las tres pruebas que tiene que pasar Psique? ¿Quien la ayuda en cada una de ellas?

Primera prueba: Le dijo que separase un montón de semillas.
Segunda prueba: Le ordenó que fuera a la orilla del río, donde crecen unos espesos zarzales,  y que cogiera un mechón de lana de las ovejas de áureo color
Tercera prueba: Le dio una vasija y le dijo que se la llenara del agua que brotaba en la cumbre de una altísima montaña rocosa.

-          Haz un resumen de los dioses y diosas que acuden a la boda de Psique y Cupido.     
En la boda de Psique aparecen:
Júpiter: (Zeus). Soberano de los dioses, hijo del dios Saturno, a quien derrocó. Originalmente dios del cielo y rey del firmamento, Júpiter era venerado como dios de la lluvia, el rayo y el relámpago. Como protector de Roma se lo llama Júpiter Optimus Maximus (el mejor y más alto) y se lo veneraba en un templo sobre el monte Capitolino. Como Júpiter Fidius era guardián de la ley, defensor de la verdad y protector de la justicia y la virtud. Con las diosas Juno y Minerva, Júpiter formaba la tríada que constituía el culto central del Estado romano.

Juno: (Hera). Diosa de la fidelidad, máxima deidad femenina del Olimpo, hermana y esposa de Júpiter, el cual no era muy fiel con ella. Madre de Hebe, Ilithía, Marte y Vulcano, al que arrojó desde el Olimpo por sus toscas facciones. Hija de Saturno y Rea.
Diosa del matrimonio y del hogar.
Era muy celosa, siempre estaba dispuesta a vengarse de sus rivales, así persiguió y acosó a Leto cuando estaba embarazada de Apolo y Artemisa; a Semele, madre de Baco; a Alcmena y, por supuesto, al que más odiaba de los hijos de su esposo, Heracles (Hércules) .


Mercurio: (Hermes). Mercurio era el dios-mensajero de Júpiter, y era el dios de los juegos, del negocio, y de las historias. Era hijo del dios Júpiter y Maia, que era una de las Pléyades quienes eran las hijas del titán Atlas.

Baco: (Dioniso). Es el dios del vino, inspirador de la locura ritual y el éxtasis, y un personaje importante de la mitología griega. Era hijo de Júpiter y Semelé; nació en la isla de Naxos y Mercurio le llevó a la mansión de las ninfas de Nisa, que le cuidaron y alimentaron. Sileno le enseñó a plantar la viña y las Musas le instruyeron en el canto y la danza. Cuando los Gigantes escalaron el cielo, Baco, tomando la forma de un león, luchó contra ellos. Llegado Baco a su mayoría de edad, emprendió la conquista de la India.

Vulcano:dios del fuego y los metales, hijo de Jupiter y Juno y marido de Venus. Era dios del fuego y los volcanes, forjador del hierro y creador de arte, armas y armaduras para dioses y héroes. Corresponde con Hefesto en la mitología griega. Otros nombres que recibe son: Mulciber ("el que ablanda") en la Mitología romana y Sethlas en la Mitología etrusca.


Apolo: hijo del dios Zeus y de Leto, hija de un titán. Era también llamado Délico, de Delos, la isla de su nacimiento, y Pitio, por haber matado a Pitón, la legendaria serpiente que guardaba un santuario en las montañas del Parnaso. En la leyenda homérica, Apolo era sobre todo el dios de la profecía. Su oráculo más importante estaba en Delfos, el sitio de su victoria sobre Pitón. Solía otorgar el don de la profecía a aquellos mortales a los que amaba, como a la princesa troyana Casandra.
Apolo era un músico dotado, que deleitaba a los dioses tocando la lira. Era también un arquero diestro y un atleta veloz, acreditado por haber sido el primer vencedor en los juegos olímpicos. Su hermana gemela, Ártemis, era la guardiana de las muchachas, mientras que Apolo protegía de modo especial a los muchachos. También era el dios de la agricultura y de la ganadería, de la luz y de la verdad, y enseñó a los humanos el arte de la medicina.
Algunos relatos pintan a Apolo como despiadado y cruel. Según la Iliada de Homero, Apolo respondió a las oraciones del sacerdote Crises para obtener la liberación de su hija del general griego Agamenón arrojando flechas ardientes y cargadas de pestilencia en el ejército griego. También raptó y violó a la joven princesa ateniense Creusa, a quien abandonó junto con el hijo nacido de su unión. Tal vez a causa de su belleza física, Apolo era representado en la iconografía artística antigua con mayor frecuencia que cualquier otra deidad.


Las Gracias: (Cárites o Gracias). (En griego Χάριτες, en latín Gratiae) eran las diosas del encanto, la belleza, la naturaleza, la creatividad humana y la fertilidad. Habitualmente se consideran tres, de la menor a la mayor: Aglaya (‘Belleza’), Eufrósine (‘Júbilo’) y Talía (‘Festividades’).
Las Cárites solían ser consideradas hijas de Zeus y Eurínome, aunque también se decía que eran hijas de Hera, de Dioniso, o de Helios y la náyade Egle. Homero escribió que formaban parte del séquito de Afrodita. Las Cárites también estaban asociadas con el inframundo y los misterios eleusinos.
El río Cefiso cerca de Delfos estaba consagrado a ellas, y tenían sus propias festividades, las Caritesias o Carisias.


-          ¿Qué simbolizan: Psique, Cupido, las hermanas de Psique, Venus, Ceres, Mercurio?

Psique: alma.
Cupido: deseo, amor.
Hermanas de Psique: envidia.
Venus: amor, belleza, fertilidad.
Ceres: fertilidad, agricultura.
Mercurio: comercio.





·       Haz un comentario personal de la lectura.

La historia de Psique y Cupido me ha gustado bastante, aunque  aparece un vocabulario un poco complejo. Pero por el contexto, muchas de las palabras se pueden llegar a comprender.
Esta historia muestra lo que venganza, la envidia o la curiosidad pueden causar.
Psique debería haber seguido el consejo que le había dado su marido acerca de ir a ver y escuchar a sus hermanas. No debería haberse guiado por su curiosidad. Y Venus al final se da cuenta que debe dejar que su hijo se case con la mujer que él quiere y eso demuestra que la venganza no soluciona nada.

Es una lectura de la cual se puede aprender muchas cosas y me ha parecido bastante entretenida.










































BIBLIOGRAFIA


No hay comentarios:

Publicar un comentario

PERU TRAVEL

PUBLICIDAD GOOGLE

CONCURSO DE RECETAS 2013

CONCURSO DE RECETAS 2013
CLICA EN LA IMAGEN

Cuentos romanos : el rorro ( Verónica )

Cuentos romanos : el rorro     (  Verónica )
el rorro ; clica en la imagen

para practicar la redacción

colaboradores

links

Cartas a Alberto

  • cartas a Alberto
  • cartas a Alberto

Entradas populares